¿Te acordas de tu infancia? ¿La libertad que tenías para explorar los lugares más diversos y volver a la casa bien sucia, cubierta de manchas como si fueran las medallas de una gran hazaña?

Ensuciarse hace bien

¿Te acordas de tu infancia? ¿La libertad que tenías para explorar los lugares más diversos y volver a la casa bien sucia, cubierta de manchas como si fueran las medallas de una gran hazaña?
Aunque pueda parecer un poco extraño viniendo de una marca líder de la categoría de jabones, nosotros creemos como usted, que este tipo de suciedad hace bien: constituye una parte importante del desarrollo del niño. Es una parte importante de su proceso de crecimiento, la manera como expresa su creatividad. También ayuda a fortificar su sistema inmunológico. En una época como la nuestra, cuando cada vez más niños llevan una vida sedentaria, muchas veces enserados en la casa, prendidos a la televisión y el Internet, nosotros no tenemos miedo de divulgar y celebrar esta verdad: Ensuciarse hace bien.
Es importante entender que la idea de ensuciarse hace bien no es simplemente un lema para OMO. Es un valor básico de nuestra marca, apoyado por la tecnología patentada la cual permite a sus niños la libertad de ensuciarse con total seguridad porque saben que OMO eliminará las manchas más difíciles.

¿En qué creemos?

Creemos

Todo niño tiene derecho a ser niño.

Todo niño tiene derecho a jugar.

Todo niño tiene derecho a explorar.

Todo niño tiene derecho a usar su imaginación.

Todo niño tiene derecho a expresarse.

Todo niño tiene derecho a integrarse.

Todo niño tiene derecho a descubrir su propio mundo.

Todo niño tiene derecho a se espontáneo.

Todo niño tiene derecho a experimentar.

Dado que aprender y crecer es imposible sin hacer todo eso, es por eso que todo niño tiene derecho a ensuciarse.